Gracias a internet, los experimentos sociales y las cámaras ocultas, tenemos la oportunidad de ver cómo es el ser humano realmente, sin filtros ni medias verdades.

Así es, hemos descubierto la solidaridad de la gente con los necesitados, o la amarga actitud que tenemos ante la violencia. Los insultos, miradas y agresiones que observamos en “Esto es lo que ocurre cuando dos hombres caminan de la mano por Moscú”, nos demostró que aún queda mucho camino por recorrer.

España es un país extraño. Después de 10 años de matrimonio homosexual, la sociedad parece aceptar y respetar la diferencia, y nadie da crédito a aquellas teorías radicales sobre la desaparición de la familia, ¿verdad Mariano?. La normalidad, el sentido común y el respeto a los demás, han terminado imponiéndose. Por eso hoy, todo eso es cosa del pasado.

Sin embargo, hay un dato muy inquietante. Las agresiones y crímenes de odio contra este colectivo han aumentado con respecto al año anterior. Hoy, cuatro de cada 10 personas LGTB han sufrido algún tipo de violencia, física o verbal, debido a su orientación. Y eso son los datos oficiales, pues la realidad es que la mayoría de las víctimas no denuncian a sus agresores.

La Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB), ha lanzado una campaña para demostrar que el apoyo social a este tipo de agresiones reales, y que la denuncia es la herramienta para acabar de una vez por todas con estos abusos.

La campaña, titulada “Con la voz bien alta” nos presenta una cámara oculta en la que dos turistas extranjeros piden ayuda a los transeúntes para llegar a su hostal. Entre las instrucciones, los comentarios de un homófono hostelero se descubren: ‘Maricones, como me entere de que tenéis sexo en el hostal…’

Los actores cumplen con el guión, pero los transeúntes son de verdad y sus reacciones auténticas. Unas reacciones que por cierto, nos hacen enorgullecernos de la sociedad respetuosa que poco a poco vamos construyendo. No os lo perdáis.

Fuente: conlavozbienalta.cocm

Publicado en Animales