Una triste noticia se difunde ya en los medios de comunicación desde hace unos meses. Mercazaragoza invertirá 6 millones de euros procedentes del Estado en un nuevo matadero de porcino. El presidente de Mercazaragoza y el alcalde de Zaragoza han acordado esta nueva construcción que dará inicio en el año 2018 para crear empleo.

Según informa la Asociación de Productores de Porcino de Aragón, aproximadamente 11 millones y medio de animales son sacrificados procedentes de nuestra región, aunque solo el 15% llegan a los mataderos de Aragón.

Parece que el número de animales asesinados en Aragón como Comunidad Autónoma para el consumo humano es irrisoria comparada con la de algunos países, por ejemplo en el año 2016 las exportaciones de carne de cerdo estadounidense alcanzaron un récord en volumen con 2,31 millones de toneladas, ya no hablamos de individuos con capacidad de sentir, si no de toneladas y es una cifra insignificante si tenemos en cuenta que la carne de cerdo representa solo el 25,8% de la producción total de Estados Unidos, en 2017 han crecido las cifras. Es desolador.

A nivel mundial el año pasado se preveía un nivel de producción mundial de 109.3 millones de toneladas, para alimentar a tantos animales también debe crecer el cultivo de los cereales como así ha sido, el maíz creció el año pasado con respecto al año 2015 de 119,66 millones de toneladas a 132,72 millones de toneladas, la soja de 23,73 millones de toneladas a 26,75 millones de toneladas y de trigo aumentó de 26,56 millones de toneladas a 32,22 millones de toneladas.

Hay que tener en cuenta el gran aumento de la población de seres humanos en el mundo, es comprensible que haya que abastecer a tantos otros animales para así alimentar a tantos humanos como somos ya que estaríamos locos si en lugar de alimentarnos de carne y pescado asesinando a millones de animales inocentes, lo hiciéramos de la gran variedad de hortalizas, verduras, legumbres, tubérculos, frutos secos, frutas y semillas como hay actualmente en todo el mundo, actualmente somos la escalofriante cifra de 7.543,960,459 de y creciendo, ¿podemos hablar de plaga? respecto al año pasado ha habido un crecimiento poblacional de 57.439.969 y creciendo, hemos duplicado la población desde el año 1970 y nuestra primera causa de muerte son las enfermedades de las arterias coronarias seguido por los accidentes cerebrovasculares, casualmente provocadas por alto colesterol entre otros factores como el tabaco o la diabetes. ¿Adivináis que principal factor provoca que aumente nuestro colesterol? Sí, la carne, entre ellas la de cerdo, para ello algunos de los avances tecnológicos desarrollados por la industria cárnica han permitido modificar las características y la composición de la carne, que han conseguido reducir el contenido en grasa y sodio para que los humanos puedan disponer de alimentos “optimizados nutricionalmente”, y que a la vez puedan dirigirse a grupos de población con necesidades específicas. No obstante a pesar del crecimiento de producción de la carne de cerdo entre otros animales y el crecimiento de los cereales, 800​ millones de personas en el mundo no tienen suficientes alimentos para llevar una vida saludable y activa, eso es casi uno de cada nueve personas en la tierra. Este desajuste sería fácilmente reparable si en lugar de destinar la producción de cereales a alimentar animales para la industria cárnica, se destinara a alimentar a los millones de personas que sufren desnutrición, ya que para producir un kilo de carne se necesitan, como mínimo, 16 kilos de cereales, 20.000 litros de agua y la energía equivalente a 8’3 litros de gasolina, es decir no solo solucionaríamos el hambre en el mundo disminuyendo el consumo de animales si no que bajarían las emisiones de CO2 y para producir un kilogramo de cereal sólo se necesita 100 litros de agua, unos gramos de abonos y apenas gasolina.

Lamentablemente en la sociedad en la que vivimos aunque cada vez hay más gente que deja de mirar hacia otro lado, los animales son el último eslabón de la cadena, esos seres inocentes a los que deberíamos cuidar y respetar son solo cifras, traducidas en bandejas de carne con sus cuerpos descuartizados en los estantes de los supermercados, tiemblo aterrorizada cada vez que veo un camión lleno de animales al dirigirme y volver del trabajo por la autovía A2 y los veo mirar hacia el exterior recibiendo los únicos rayos de sol que si tienen suerte sentirán en el trayecto, sabiendo que donde van es el último sitio al que yo y cualquiera querría visitar como víctima, y maldigo al mismo tiempo a sus verdugos. Cuántas vidas perdidas e ignoradas solo por la gula del hombre, el único animal capaz de matar por placer.

La Organización Mundial de la Salud y universidades como la Universidad de Barcelona, la Universidad de Navarra y la Universidad de Harvard entre otras han reconocido tras largos estudios que el consumo de carne no es beneficioso para los humanos y que es la causa de diferentes enfermedades como la diabetes mellitus tipo 2, colesterol alto, cáncer, muerte prematura…la carne ya ha sido clasificada en el numero 1 junto al tabaco como agente cancerígeno.

Sin embargo a pesar de las evidencias tan bestiales, la gente sigue comiendo carne, y para ello cada vez se explota a más animales, crecen las granjas, amplían mataderos y mueren más humanos, unos por comer demasiado y otros por no tener nada que comer. ¿Realmente nos podemos considerar países desarrollados y civilizados? ¿Cuándo vamos a dejar de mirarnos el ombligo? Cada día 350 millones de animales son asesinados para el consumo humano en el mundo sin incluir los peces, cada día mueren mas de 19.000 niños por falta de alimento.

Esto no se arregla enviando un SMS, y no siempre el fin justifica los medios. Los animales y los niños, al igual que el planeta en el que vivimos deben ser protegidos. La solución no es ampliar mataderos, la solución es cerrarlos, porque Veganismo es JUSTICIA.

Publicado en Animales