Rowden y Leizl eran una joven pareja. Ninguno de los dos llegaba a los 30 años de edad. Vivían felices con una niña de 2 años por lo que decidieron casarse el próximo día 8 de julio. Lo que nunca pudieron llegar a imaginar es el motivo por el que tendrían que cambiar esa fecha.

A Rowden le diagnosticaron un tipo de cáncer incurable. El amor que sentían el uno para el otro significó que decidieran seguir adelante pese a las circunstancias.

Puesto que el novio requería de tratamiento constante y se encontraba muy débil por la enfermad, la ceremonia se realizó en el mismo hospital.

En modo de homenaje al fallecido, los familiares de la pareja decidieron colgar el video en internet, que en tan solo una semana lleva 5 millones de visitas.

Descansa en paz Rowden.

Vía: lainformacion.com

Publicado en Miscelánea