Existen innumerables clichés en torno al rubio. ¿Las chicas rubias son más dulces?, ¿acaso resultan más llamativas?, ¿se las trata de manera diferente? Estas son algunas de las inquietudes que rondaban la mente de Devin Lytle, una colaboradora de BuzzFeed.

“¿Qué hay de nuevo, mundo? Soy Devin y he sido morena toda mi vida. Sin embargo, en Los Ángeles, el rubio no es solo un color de pelo, es una forma de vida. Por tanto, y por el bien de la ciencia, me teñí el pelo de rubio platino para realizar un experimento, para ver si es verdad que la gente trata de manera diferente a las rubias”.

Así que Devin se dispuso a realizar las mismas pruebas antes y después de teñirse para comparar los resultados. Estos fueron sus reveladores resultados:

“La primera prueba fue una encuesta a pie de calle. Pedí a algunos compañeros que mostraran mi foto de morena a personas aleatorias para que luego eligiesen de una tabla tres adjetivos que me definiesen

rubias_1

Según los resultados, la gente me describía mayoritariamente como alguien seria, estirada y artística

rubias_2

La siguiente prueba consistía en crearme un perfil en Tinder. Para ello, hice 100 “matches” en perfiles aleatorios. Después de 100 “clicks derechos”, Tinder me emparejó con 33 de esas 100 personas

rubias_3

Mi prueba final como morena consistía pasearme por la calle para ver si recibía piropos de desconocidos. Por lo general, estaría encantada de que nadie me gritara obscenidades por la calle; sin embargo, cuando me teñí de rubia, una parte de mí estaba ansiosa por tener unos resultados diferentes

Después de realizar mis 3 experimentos como morena, decidí entrevistar a extraños para preguntarles acerca de las rubias. Concretamente, para saber si piensan que estas se divierten más. La mayoría contestó cosas como: “Sí, son más alocadas”

rubias_5

Yo sabía que mi color de pelo no tenía nada que ver con mi temperamento o mi personalidad, así que ¿por qué la sociedad se comporta así?

rubias_6

Después de terminar todas las pruebas, fui a teñirme. Estaba muy nerviosa, ¿qué pasaría si la gente comenzaba a tratarme de manera distinta? ¿De  verdad cambiaría la percepción de los demás hacia mí por algo tan trivial como mi color de pelo?

rubias_7

Al día siguiente, en el trabajo, mis compañeros y amigos se quedaron conmocionados, me dedicaron unos elogios y una atención que nunca había recibido

rubias_8
¡Oh Dios mío, te ves genial!

Me quedé desgarrada. Una parte de mí quería que a la gente le gustase mi nuevo look, pero por otro lado me sentía incómoda sabiendo que me estaban tratando de forma distinta debido a mi pelo

rubias_9

Me sentía abrumada, pero tenía que continuar con la segunda parte de mi experimento. En primer lugar, tenía que hacerme fotos como rubia y crearme un nuevo perfil en Tinder

rubias_10

A continuación, envié las fotos a mis compañeros, quienes salieron de nuevo a la calle para repetir la misma encuesta. Lo único que cambiaba era mi color de pelo

rubias_11

Mientras que los extraños aún seguían describiéndome como “artística”, ahora también era “curiosa” y “dulce”, en lugar de “tensa” y “estirada”. Hasta ahora, mi teoría de que la gente ve a las rubias más divertidas seguía tomando forma

rubias_12

¿Y para la prueba de Tinder? Aunque mi perfil como rubia tenía la misma descripción sobre mí, recibí muchas más coincidencias con otros perfiles… 88 más para ser exactos

rubias_13

En este punto, ya me sentía bastante jod***. Después de la encuesta y del Tinder, estaba claro que la gente, en general, estaba a favor de las rubias. Pero era hora de realizar mi último experimento: los piropos

A pesar de llevar exactamente la misma ropa, tres hombres distintos me gritaron cosas cuando pasaba a su lado, mientras que nadie me insinuó nada como morena. Esto confirmó que los extraños me trataban de diferente forma como rubia

rubias_15

Conclusión:

Así que, ¿las rubias se divierten más? Definitivamente, no. En todo caso, ser rubia me mostró que se tienen algunas nociones preconcebidas en cuanto al color de pelo. Sin embargo, solo porque la sociedad en la que vivo haya decidido que el rubio tiene que ver con el tipo de belleza “ideal”, no quiere decir que esto sea verdad. Cualquiera que sea mi color de pelo -pelirrojo, rubio, moreno o castaño-, sé que puedo ser tan divertida como me venga en gana”.

rubias_16

Vía: buzzfeed, traducción y adaptación por La Voz del Muro.
Imágenes: buzzfeed

Publicado en Insólito