Cuando los tiempos avanzan, echar la vista atrás produce vértigo.

Esta diferencia abismal se hace patente sobre todo en campos en los que un pequeño cambio marca una gran diferencia. De entre ellos destacan la tecnología y la salud, ambos han evolucionado tanto que es imposible no tener en cuenta su trayectoria.

En la línea de la salud y la higiene, la reproducción sexual llama sobremanera la atención porque es casi imposible plantearse ahora cómo era posible mantener a raya la natalidad antes del preservativo. Parece casi increíble, pero sin embargo existían suficientes métodos como para elegir según la época.

Desde ancestrales preservativos a piedras para bloquear el útero o raros hechizos y brebajes. Incluso si ya se había dado el embarazo existían también métodos para acabar con él.

Todo lo que puedas imaginar ya lo intentaron una vez en materia anticonceptiva.  El papiro egipcio de Ebers de 1550 a.C. y el papiro de Kahun de 1850 a.C. contienen unas de las descripciones más antiguas documentadas del control de la natalidad: el uso de la miel, hojas y pelusas de acacia puestas en la vagina para bloquear el semen.

Se cree que en la antigua Grecia el silfio (una planta) se utilizó como anticonceptivo que, debido a su eficacia se cosechó hasta la extinción.

anticonceptivos-antiguos

En la Europa medieval, cualquier esfuerzo para detener el embarazo fue considerado inmoral por la Iglesia Católica, aunque se cree que las mujeres de la época aún utilizaban varias medidas como el coitus interruptus y la inserción de la raíz de lirio y la ruda en la vagina.

En la Edad Media se alentaba a las mujeres a atar testículos de comadreja alrededor de sus muslos durante el sexo para prevenir el embarazo.

Los condones más antiguos descubiertos fueron recuperados de las ruinas del Castillo Dudley en Inglaterra y se remontan a 1640, fabricados de tripas de animal. Casanova, italiano del siglo XVIII, describió el uso de una cubierta de piel de cordero para evitar el embarazo; sin embargo, los condones solo se hicieron ampliamente disponibles en el siglo XX.

En unas cuevas en Francia se conservan pinturas en las que aparecen imágenes que muestra el proceso de uso del anticonceptivo

anticonceptivos-antiguos1

A parte de las pinturas, la prueba más antigua de preservativos se encuentra en la ciudad sueca de Lund y data de 1640. Esta hecho a partir de las mucosas de las membranas intestinales de las ovejas

anticonceptivos-antiguos2

En el antiguo mundo, en general, los anticonceptivos se enfocaban a las mujeres. Por ejemplo: pesarios de bronce muy comunes en la antigua Roma que bloqueaban el cuello del útero e impedían la entrada de espermatozoides

anticonceptivos-antiguos4

Según algunos escritos egipcios que datan de 1859 a.C se usaban también pesarios de miel, tiza y estiércol de cocodrilo, que tiene propiedades alcalinas, como los actuales espermicidas

anticonceptivos-antiguos5

Algunos historiadores creen que en los tiempos de la antigua Grecia, ya se usaban los condones femeninos. Como prueba de esta teoría citan la leyenda del rey Midas

anticonceptivos-antiguos90

La leyenda dice que el rey tenía una maldición, y que su esperma estaba hecho de serpientes y escorpiones. Así, con el fin de protegerse se fabricó un condón femenino hecho a base de la vejiga de cabra

anticonceptivos-antiguos9

Para embarazos no deseados, en Rusia las mujeres a menudo recurrían a la ayuda de hierbas abortivas. Una mezcla de orégano y otras plantas cocidas que llevaban a rechazar el feto

anticonceptivos-antiguos88

De igual forma era común que las mujeres recurrieran a diversos rituales. En la Edad Media se creía que un embarazo se evitaba atando testículos de comadreja en el interior del muslo

anticonceptivos-antiguos99

En el siglo XVI, gracias a los conocimientos de los primeros colonos canadienses, se usaba un brebaje hecho a base de testículos de castor que las mujeres bebían para prevenir el embarazo

anticonceptivos-antiguos55

Fuente: Ofiggeno, Wikipedia

Publicado en Insólito