Se acerca San Valentín y las parejas se apresuran para encontrar el regalo perfecto. Sin embargo, hay personas que en vez de rendirse al consumismo y comprar sus detalles, prefieren construirlos ellos mismos.

Como Miles Boyer, quien renovó por completo su habitación de matrimonio para sorprender a su mujer con motivo de su aniversario. Un extraordinario y profundo cambio de aspecto que realizó aprovechando que su esposa se ausentó por trabajo un fin de semana.

Durante esas 48 horas, Miles eliminó la antigua moqueta, pintó el techo y las paredes, instaló el suelo de tarima flotante, recolocó los muebles y redecoró ligeramente la estancia. Todo ello, mientras cuidaba de sus tres inquietos hijos pequeños.  

Una sorpresa que, a juzgar por la cara de ilusión de su mujer, le ha válido el título de padre y marido del año. No te pierdas el vídeo y recuerda que los mejores regalos son los que hace uno mismo.

Original: Surprise Bedroom Makeover

Publicado en Hogar