¿Alguna vez os habéis quedado mirando delante del microondas para ver cómo se hinchaban los granos de maíz de la bolsa de palomitas? Es una de las experiencias más curiosas que recuerdo de pequeño cuando llegó a casa por vez primera este electrodoméstico. Aunque con unas dimensiones distintas y una forma más arcaica, el funcionamiento es el mismo. Quién no tenía microondas, no comía palomitas recién hechas, a no ser que las comprara en el cine. Al menos en mi país no existían las bolsas de aluminio para hacerlas en la sartén.

Hoy, el famosos “paquirrín ruso” del que ya os hemos hablado otras veces haciendo experimentos, junto con una “amiguito” que tiene un dispositivo especial, nos enseña con éste, una cámara que graba 25.000 frames por segundo, el momento en el que un grano de maíz se transforma en rica palomita.

Original: Slow Mo Lab

Publicado en Ciencia