Resulta fascinante cómo muchos músicos, aficionados o artistas callejeros son capaces de reproducir bellas melodías con el sonido de unas cuantas copas de cristal llenas de agua. Realmente supone un reto tocarlas así de bien.

Pero, ¿por qué suenan las copas?. Para hacerlas sonar, debemos tener la yema de los dedos parcialmente mojada. Al pasar el dedo por el borde de la copa, se generan una serie de vibraciones que provocan unos cambios de presión en el aire. Estas vibraciones llegan hasta nuestros oídos, donde serán transformadas en señales eléctricas, que llegarán hasta nuestro cerebro. Este, a su vez, las transformará en sonidos, que es lo que finalmente percibimos.

El artista de este video es capaz de interpretar con sus copas la famosa canción de Hallelujah, escrita por Leonard Cohen y versionada hasta la saciedad por figuras ilustres de la música como Bon Jovi o Rufus Wainwright. Sin apenas esfuerzo y en un alarde de habilidad, el artista reproduce nota a nota la canción que ha llenado los corazones de tanta gente:

Fuente: Uncle Kozlowski , experimentoscaseros

Publicado en Cultura y ocio