Ya hemos hablado en anteriores ocasiones de la cantidad de basura que hay en el océano.  Principalmente plásticos, que por su composición pueden tardar décadas en llegar a descomponerse. Las soluciones que aporta la comunidad parten desde la concienciación de la sociedad para tratar sus residuos, hasta la fabricación de nuevos plásticos biodegradables, pasando por la creación de plantas de filtrado de basura marina.

Otra original idea la han tenido los integrantes de Studio Swine proponiendo a los marineros de la localidad una manera de reciclar mientras que pasaban las horas de espera vacías hasta el momento de la pesca.

Irían recolectando los plásticos que fueran encontrando por el mar y fundiéndolos posteriormente en un horno casero. Con el producto resultante aprendieron a hacer taburetes de colores.

Publicado en Animales