Nos encantan las ilusiones ópticas. Pequeños desafíos que contradicen toda lógica, y que sin embargo son totalmente ciertos.

Las ilusiones ópticas no pueden evitarse, forman parte de nuestra percepción. Ciertamente fascinantes, la comunidad científica no sabe si calificarlas de fallos a la hora de interpretar el mundo que nos rodea, o por el contrario una ventaja evolutiva, que nos permite focalizar la atención en lo que nuestro cerebro considera importante.

Una nueva ilusión óptica se ha viralizado esta semana, confundiendo y maravillando a los internautas con sus efectos.

El video muestra tres puntos amarillos estáticos, sobre una trama de cruces azules en movimiento. En el centro, un punto verde qué parpadea, nos indica el lugar exacto en el que debemos fijar nuestra vista. Tras unos segundos observando la animación, los puntos amarillos desaparecerán de repente. El porqué, después del video.

Ceguera inducida por movimiento.

Puede que hayas dejado de ver uno, dos o todos los puntos, de forma alternativa o continuada. Pero tranquilo, no te estás quedando ciego. Es tu cerebro que ha decidido ignorar ciertos sectores que no considera relevantes.

Se llama ceguera inducida por movimiento y es realmente útil, aunque según un estudio de la Universidad de Yale sea oficialmente un fallo en el sistema de procesamiento visual.

Este fenómeno nos permite distinguir objetos en movimiento – por tanto, potencialmente peligrosos – de otros que permanecen estáticos.

Curioso, ¿verdad? Y es que el funcionamiento de nuestra mente sigue llena de secretos.

Original: Watch closely: Yellow dots disappear in optical illusion

Publicado en Ciencia