Los trabajos artesanales se están perdiendo. Las innovaciones tecnológicas han abaratado los procesos de fabricación hasta el punto que realizar trabajos a mano no son rentables. Pero si algo tienen los productos artesanales son su valor y su rareza, ya que por muchos que se hagan nunca habrá dos iguales. Pese a que una maquina sea muy sofisticada para realizar un trabajo de artesanía, siempre se notará algo distinto. Prueba de ello, es que coches de gama alta, trabajos en cuero y madera, etc, se siguen realizando a mano por artistas.

Unos de los trabajos artesanales que mas nos impresionan son en los que se trabaja con materiales incandescentes, como los sopladores. En este vídeo el artesano Francisco López Serrano crea un bonito y detallado caballo de la nada, y de una forma casi hípnotica, y lo que es mejor, en un tiempo record. Os lo recomendamos, lo veréis varias veces.

Original: ArthurCo

Publicado en Cultura y ocio