Un porcentaje muy alto de las personas que participan en los conflictos armados acaban traumatizados de alguna manera. Aunque estemos preparados psicológicamente, no hay una barrera perfecta que nos haga impasibles a lo que ocurre a nuestro alrededor. Además hay personas que pensaban que piensan que haber participado en una guerra no les había afectado y años más tarde, cuando ya se encontraban en sus casas lejos del sonido de las balas, han empezado a aparecer los problemas psicológicos.

Este estado puede ser el desencadenante de todo tipo de nuevos problemas: alcoholismo, pérdida de la cordura, etc. Acabando muchos de los veteranos mendigando por las calles sin ningún tipo de apoyo.

La ONG Dégagé Mnistries, entre otras acciones, ayudan a transformar la vida de los veteranos si hogar por dentro y por fuera.

Original: RobBlissCreative

Publicado en Animales