El debate de las drogas es polémico. Están prohibidas en la mayor parte del mundo, pero su consumo puede ayudar a tratar los síntomas de algunas enfermedades o incluso curarlas. En algunos países, como en Holanda, la marihuana para uso recreacional está permitida, y en EEUU ocurre lo mismo pero siempre que se utilice para fines terapéuticos.

La marihuana aparece en casi cualquier libro de medicina escrito en la antigüedad. Estaba considerada entre las mejores medicinas, las “panaceas”, una palabra que quiere decir que “lo cura todo”. Aunque el uso terepéutico actual de la planta del cannabis es prácticamente nulo en occidente. La lista de enfermedades para las que puede ser utilizado el cannabis incluye: tratamiento contra vómitos en quimioterapia del cáncer, y eventualmente vómitos del SIDA, glaucoma, depresión, epilepsia, migrañas y otros dolores severos.

La mujer del vídeo arrastra las síntomas de su parálisis cerebral desde su niñez, con rigidez muscular y un tartamudeo incómodo que la hace acomplejarse aun más. No se siente una madre preparada para sus hijos.

Tras fumar la droga, los efectos de la parálisis desaparecen casi por completo. Pero a su vez abre el debate de si es correcto su consumo y si en ese estado se encuentra capacitada para cuidar a sus hijos.

Original: Luke Slisz

Publicado en Ciencia