Cada año en Navidad paso decenas de horas devanándome los sesos por encontrar un regalo original y sorprendente para mi familia. Cuál es mi sorpresa cuando resulta que este año lo he encontrado en pleno agosto: una original y preciosa escultura con las manos de toda la familia.

Como podéis ver en el video, el proceso es sencillo, pero requiere de alguien ajeno que se encargue de llevarlo a cabo. La empresa que los realiza también hace otro tipo de esculturas memorables. Puesto que la mayoría de nosotros no podremos visitarlos ya que se encuentran en Edimburgo, siempre podemos intentar hacerlo de manera casera, aunque no creo que nos salga bien a la primera…

Para realizar la escultura tenéis que usar alginato y seguir las instrucciones del fabricante sobre la preparación de la mezcla y el secado. A continuación se debe cubrir con vendas de escayola para endurecer el molde.

Tras el tiempo indicado por el fabricante, retirar con cuidado las manos y rellenar de escayola. Una vez seca separaremos el molde de alginato con cuidado limaremos las imperfecciones.

Un bonito símbolo con el que celebrar y congelar en el tiempo el amor familiar.

Original: Family Casting

Publicado en Hogar