A la vista de los resultados, el método no ha manifestado su eficacia. Los actores Angelina Jolie y Brad Pitt se hicieron sendos tatuajes en febrero de 2016, solo siete meses antes de su separación, con objeto de salvar su matrimonio, informa ‘Daily Mail’. Ahora acaban de trascender las fotos del diseño que tenía que “atar espiritualmente” a la intérprete a su exmarido.

El tatuaje, de intricado diseño, fue elaborado por el monje budista Ajarn Noo Kanpai, que empleó una antiguo técnica tailandesa para su creación. Al parecer, el dibujo tiene un profundo sentido místico, dado que su fin es unir espiritualmente a la pareja.

En el momento de decidir hacerse el tatuaje, la actriz, de 41 años, se encontraba en Camboya con motivo del rodaje de una película de Netflix. Jolie voló a Bangkok especialmente para ser objeto del místico procedimiento.

El monje tailandés dibujó en la espalda de Jolie tres ornamentos utilizando barras de acero con agujas quirúrgicas, método más doloroso aunque más preciso para hacerse un tatuaje que con una pistola ordinaria.

El conocido artista tailandés tiene un estilo que combina escritura
religiosa, elementos geométricos y figuras animales, por lo que los
nuevos dibujos en el cuerpo de Angelina no parecían remitir directamente
a su marido. Los medios no han logrado encontrar las fotos de tatuaje
de Brad Pitt, aunque se rumorea que el actor tiene el mismo tatuaje budista en el costado izquierdo.

La pareja, que se casó en el año 2014, anunció su separación en septiembre del año pasado. En estos momentos los dos intérpretes litigan por la custodia de sus hijos.

Publicado en Moda y belleza
Fuentes consultadas:
https://actualidad.rt.com