La mayoría de las mujeres no se sienten bien cuando se miran en el espejo. Por eso la asociación “The. Mrs” (la señora), quiso ayudar a varias mujeres a que esa opinión cambiara. Pero en lugar de tomar la típica acción consistente en maquillarlas y ponerles un traje bonito, fueron mucho más allá, demostrando una por una, de manera personalizada, por qué deberían sentirse orgullosas cuando se miran al espejo.

La asociación lucha por tres principios fundamentales, que las mujeres dejen de mirarse con un ojo crítico, que dejen de escuchar voces negativas en su cabeza sobre ellas y que evitrn que el resto de personas dictamine lo que deben ser.

En muchas ocasiones olvidamos lo grandes que somos.

Original: The Mrs.

Publicado en Miscelánea