Hoy más que nunca quiero tu luz

y el cielo clama con tristeza por mi llanto

Por tu reflejo cubierto de sabanas grises,

grises por el tiempo, tiempo breve pero eterno

como el polvo de tu piel que cae entre mis manos.

Y sobre la tierra, entre las sombras de la noche,

se asoma el viento gritando tu nombre

y con mis lagrimas, empapa al mundo entero de llanto.

A mi paso, la ciudad se derrumba

las puertas entre abiertas se cierran con tristeza

y al llegar a casa, sobre el mantel de la mesa,

me desplomo por tu ausencia.

En el cristal de la ventana desfilan los chubascos del invierno

y es ahí que me doy cuenta que eras tu aquel invierno

pero solo el mío eras, y en mi vida sola serás,

por eso te extraño tanto, por eso he de morir,

pero he de morir de llanto.

Publicado en Cultura y ocio
Fuentes consultadas:
http://3.bp.blogspot.com/-q6CokDuWzqY/U22o0ZouF7I/AAAAAAAAAnk/BmD54LVMDDw/s1600/sad-man-umbrella-rainy-street-1920x1080.jpg