El virus del papiloma humano (VPH) es uno de los más extendidos entre los seres humanos. Son los responsables de las verrugas y existen más de 100 tipos diferentes de VPH. La mayoría de ellos son inofensivos y afectan a la piel o las mucosas. Pero existe una treintena de tipos que aumentan el riesgo de padecer cáncer.

Estos VPH son los que se encuentran relacionados principalmente con los órganos sexuales. A continuación vamos a mostraros 12 datos sobre estos virus. Conociéndolos podremos evitar mejor su contagio o tratar sus síntomas en caso de contagio.

Hay que mencionar que el VPH es especialmente peligroso en las mujeres. Todos los cánceres de cuello uterino empezaron por un VPH. Conocer estos datos puede ayudarnos a prevenir males mayores tanto a nosotros como a nuestros seres queridos.

Virus del papiloma humano

1. El virus se transmite de personas infectadas mediante el contacto directo con él. Puede ser una parte de piel infectada, las mucosas, la saliva, semen u orina. Las personas que tienen este virus no suelen mostrar síntomas evidentes. El virus entra en el cuerpo a través de pequeñas heridas o contacto sexual. También se puede transmitir por utilizar toallas o elementos de menaje que no hayan sido limpiados correctamente.

2. Los niños pueden ser infectados por toallas utilizadas previamente por un adulto, en un baño público o de madres a hijo durante el parto.

3. El VPH es un oncogén. Esto quiere decir que, dependiendo del tipo, puede derivar en el desarrollo de un cáncer mayor.

4. La infección genital por VPH es una de las enfermedades de transmisión sexual más comunes. La presencia de este virus juega un papel importantísimo en el desarrollo de cáncer de cuello uterino. También puede provocar tumores malignos en el tracto respiratorio superior y la piel. La mejor manera de prevenir estos contagios es utilizando siempre protección (preservativo) a la hora de mantener relaciones sexuales.

5. El periodo de incubación puede llevar desde varios meses a varios años, por lo que el diagnostico precoz es difícil.

6. En las mujeres de más de 30 años la frecuencia de detección del virus se reduce considerablemente. No obstante, el riesgo de padecer cáncer de útero, lejos de disminuir, aumenta.

7. El ADN del VPH pueden encontrarse inactivo y se activa bajo la influencia de trastorno hormonales o sustancias como el tabaco. El número de casos de VPH es más frecuente en personas jóvenes que inician su vida sexual y gente con muchas parejas sexuales distintas.

8. A pesar de que la mayoría de VPH no son peligrosos, el riesgo de desarrollar cáncer aumenta si estamos infectados.

9. Para la detección del VPH se utilizan pruebas especiales que también nos dicen de que tipo es. Si la prueba da positivo puede solicitarse una colposcopia para rescatar posibles complicaciones.

10. No existe ningún medicamento que destruya directamente el VPH. Los tratamientos suelen ser complicados y hay que seguirlos a rajatabla para que den resultados.

11. Existen unas vacunas que pueden prevenir el contagio de ciertos tipos de VPH. Estas vacunas son especialmente recomendables en mueres para evitar la aparición de cáncer de útero.

12. En cualquier caso NUNCA debemos recurrir al auto tratamiento. Siempre deberemos consultar con un médico o especialista y él nos guiará y nos tratará.

Recordad, la prevención siempre es la mejor medicina

Publicado en Salud
Fuentes consultadas:
https://takprosto.cc/papillomavirus-cheloveka/
https://medlineplus.gov/spanish/hpv.html
http://www.cuidateplus.com/enfermedades/ginecologicas/2016/04/28/diez-dudas-frecuentes-virus-papiloma-humano-112561.html