Hace un par de semanas Joey Salad diseñó un terrorífico experimento social que demostraba lo sencillo que era secuestrar a un niño a la vista de todo el mundo utilizando un cachorro.

Continuando con su campaña para concienciar a los padres de todo el mundo sobre la vigilancia y cuidado de sus hijos en lugares públicos, el actor ha preparado otra trampa infantil con la que los niños suelen estar familiarizados, el heladero.

Con un camión de helados y una sonrisa, Joey convence sin esfuerzo a los niños de subir a su camión a cambio de helados gratis.

Jamás pensé que pudiera ser tan fácil secuestrar a un niño, pero lo cierto es que son criaturas puras que, a pesar de estar advertidas sobre los extraños, son fáciles de sugestionar.

Más de 700 niños son secuestrados al día en todo el mundo aprovechándose de su inocencia, no olvides mantener una correcta supervisión de los menores a tu cargo.

Original: Child Abduction w/ Ice Cream Truck (Social Experiment)

Publicado en Familia