Una madre coraje es aquella que sin medios saca adelante a los suyos haciendo un verdadero y genuino sacrificio personal, como el realizado por Sisa Dadooh, una mujer egipcia que ha pasado más de 40 años fingiendo ser un hombre para poder sacar adelante a su familia.

Cuando su marido murió dejándola a ella embarazada en la década de los 70, el trabajo femenino en Egipto era totalmente anecdótico. Para no caer en la indigencia y poder cuidar de su familia, Sisa se vio obligada a adoptar la apariencia de un hombre para poder tener acceso al mercado laboral. Durante estos 43 años y bajo el nombre de Abu Dadooh, esta mujer ha fabricado ladrillos de barro, lustrado zapatos y trabajado como albañil, alterando su vestimenta para ser valorada y evitar ser acosada.

Un sacrificio que ha tenido su justo reconocimiento cuando el gobierno de Egipto ha decidido premiarla a sus 64 años de edad con el título de “madre ideal”, un galardón que sin duda merece.

Original: An egypcian woman dressed as a man for four decades to help her family

Publicado en Insólito