Cuando una mujer lleva 9 meses de gestación sólo desea una cosa, dar a luz cuanto antes. La barriga, que al principio sólo estaba algo inflamada se ha convertido mes a mes en una auténtica nave espacial con un futuro visitante, que pesa casi tanto como la nave. Tras varias noches levantándose al baño por tener la vejiga del tamaño de un puño, de pasar calor cuando hace frío y frío cuando hace calor, de estar con la nariz taponada día si y día también, la pregunta de toda mujer embarazada es la misma ¿qué puedo hacer para que nazca ya?.

Los médicos recomiendan dar paseos, ya que es un movimiento moderado que no estresa al feto. Pero esta mujer quizá ha descubierto otra forma -poco recomendable- de romper aguas. A pesar de las advertencias de su marido, ella hace las tareas del hogar mientras baila.

Publicado en Miscelánea