El síndrome de ovario poliquístico es un trastorno endocrino que afecta al 12% de las mujeres, cuyos síntomas pueden resultar especialmente embarazosos para aquellas que lo sufren.

Con el objetivo de ayudar a otras afectadas de SOP, una blogger australiana de 26 años, Tina-Marie Beznec, ha decido romper el silencio que rodea su trastorno publicando, con total naturalidad, algunas particularidades de su día a día. Esperamos que su gesto inspire a otras mujeres y las ayude a reafirmar su autoestima.

Vivir con síndrome de ovario poliquístico

El SOP viene caracterizado por un desequilibrio en la producción de hormonas provocado por la aparición de múltiples quistes benignos en los ovarios

Como resultado, la mujer suele sufrir desarreglos en su ciclo menstrual

O problemas más serios, como depresión hormonal o ansiedad

Uno de los síntomas más embarazosos es la pérdida del cabello

y el aumento del vello corporal

Relacionado con frecuencia con problemas de acné

Cansada del silencio que rodea a su enfermedad, la blogger Tina-Marie Beznec ha decido hacer públicos algunos aspectos de su trastorno

“Hola mi nombre es Tina y tengo el síndrome de ovario poliquístico. Así como debemos luchar contra la depresión, la ansiedad, la infertilidad, el aumento de peso, los desequilibrios hormonales, la distensión abdominal, el dolor abdominal, el acné, los quistes, el aumento del riesgo de cáncer y todo lo demás, un montón de mujeres, incluyéndome a mi, ¡también tienen que lidiar con el vello facial! “

Tina quería compartir con el mundo lo avergonzada que esto le había hecho sentir en su vida, a la vez que se liberaba de la presión social sincerándose de una vez por todas

“¿Saben cuán poco femeninas nos hace sentir esto? Siempre he sido muy consciente de las consecuencias de mi enfermedad, pero creo que es necesario crear conciencia sobre este síndrome y lo mucho que puede impactar en la vida de una persona, especialmente si ella no sabe aún que sufre SOP”

Tina explica que supo que sufría SOP a los 16 años de edad. Desde entonces ha tenido que luchar con los problemas psicológicos y de autoestima que esta condición puede aparejar

“Al principio creía que el vello era normal en mí, pero después empecé a sufrir dolores abdominales muy malos, cambios de humor extremo, sudor excesivo y ansiedad

Y no solo el aumento de vello; otros problemas de salud también la han acomplejado

El aumento de peso también ha sido una lucha contante para Tina, que solo ha podido combatir cuando supo que estaba asociado al SOP. Antes de ser diagnosticada, tuvo que sufrir múltiples pruebas, endoscopias y diversos tratamientos farmacológicos que, en realidad, nunca debía haber tomado. Ahora sabe que puede mantener a raya la ganancia de peso con un estricto régimen y ejercicio regular.

Tras mostrar los pormenores de su trastorno en internet, Tina ha recibido un sin fin de muestras de ánimo y apoyo, lo cual le ha animado a continuar con la labor de dar a conocer el SOP y concienciar sobre él. Si tu también sufres los síntomas que Tina describe, consulta con tu médico, pues un diagnóstico correcto te ayudará a lidiar con este trastorno.

Fuente: Diply.com

 

Publicado en Salud