Los extremismos religiosos están poniendo en riesgo la vida de millones de personas. Los grupos de yihadistas quieren imponer su doctrina a cualquier precio, cometiendo actos extremadamente violentos en nombre de Dios.

Una mujer siria acordó realizar una cámara oculta para filmar cómo es la vida en el interior de la ciudad de Raqqa, al norte de Siria, lugar bajo el control del Estado Islámico (alias ISIL o ISIS). El video fue transmitido por la cadena France 2 y muestra a algunas mujeres francesas que decidieron trasladarse indefinidamente a Siria para unirse a la yihad, mientras abandonan su vida para siempre en Francia.

Original: Erezt Zen

Publicado en Miscelánea