Betty Friedan 1963: “Women of the world unite! You have nothing to lose but your vacuum cleaner!”

Cuerpos mutilados y ahogados por la ignorancia de sus propias amas, orgullosas de sus cadenas haciéndolas sonar a cada paso. El sonido de los tacones son su música, el maquillaje su pasión y la Silk-épil su mejor amiga.

“Para estar guapa hay que sufrir”, me han dicho muchas veces.

Cuerpos asfixiados en lycra, conducidos a quirófano, que sin más valor se reducen a consumo de terceros. Somos cuerpos mal hechos, imperfectos, con una constante necesidad de arreglos. Cuerpos que se cotizan en el mercado varonil, que se consumen queriendo vivir y con cada paliza.
Mujeres. 

Si para estar guapa hay que sufrir, que sufra otra, que yo me quiero mucho.

Publicado en Relatos