Los cascos de bicicleta tienen varios inconvenientes: no protegen de todos los tipos de accidentes a los que se enfrentan los ciclistas en su día a día, suelen ser bastante ridículos e incomodos y no son prácticos de transportar. Pero ¿qué pasaría si en lugar de un casco habitual pudieras usar uno invisble?. La respuesta las tienen estas chicas, que tras 7 años de investigación han desarrollado el primer casco invisble.

Publicado en Tecnología y videojuegos

Si te gustó compártelo: