Los avances tecnológicos acarrean todo tipo de ventajas, y una de ellas es poner al alcance de todo el mundo cosas que años atrán solo eran posibles para algunos. Y cuando hablamos de todo el mundo no sólo nos referimos a personas, sino también a animales.

Derby es un perro mezcla de husky que nació con las patadas delanteras deformadas. Una compañía estadounidense llamada 3DSystems, y gracias a los avances en impresión en 3D, personalizaron una prótesis para Derby con un inteligente diseño que le permite correr como otros perros, pero sobre todo, ser muy feliz.

Derby iba a ser sacrificado, pero por suerte fue adoptado por uno de los integrantes de la empresa, que quiso poner sus recursos a disposición del perro rescatado. Conoce a Derby y su entrañable historia en el siguiente vídeo.

Original: 3D Systems

Publicado en Miscelánea