Nadie tocaba este piano público, hasta que ella se sentó y todo el mundo quedó hipnotizado

Enlace patrocinado
por Ana Hache
el 11/11/2016 en Música

La música callejera es una de las sorpresas más agradables que te pueden ocurrir cuando paseas, vas al trabajo o vuelves a casa. Normalmente acostumbramos a ver instrumentos de pequeño tamaño que se pueden transportar. Músicos con guitarras, sobre todo, pero a veces también instrumentos de viento que rompen con la monotonía.

Sin embargo, esta vez, gracias a la artista Ariane Racicot, los habitantes de la ciudad canadiense de Montreal pudieron escuchar el maravillosos sonido de un piano.

Pero lo mejor de la historia es que el piano ya estaba allí. La joven solo tuvo que llegar al popular mirador de la ciudad de Montreal y, en mitad de la plaza, sentarse frente a un viejo piano que el ayuntamiento de la ciudad había colocado allí.

pianista-calle

Se trata de un viejo piano en exhibición para uso público. Todo estaba preparado, hasta había un micrófono junto al instrumento, obviamente listo para que alguien lo tocara.

Esta chica que casualmente paseaba por la zona se sentó y empezó a tocar un clásico. Un tema que muchos aprecian: Bohemian Rhapsody. Una extraordinaria pieza de 6 minutos.

pianista-callejara1

Llevar la música a las calles es devolverle lo que es suyo. Se mantienen vivas y alegres gracias a iniciativas como esta. Canadá no es el único país que lo hace, pero desde luego sabe como aprovechar el arte de sus ciudadanos.

Fuente: Shareably

Si te gustó, compártelo:

¿Quieres escribir en La voz del muro? Déjanos tu email

Síguenos en Facebook

Artículos relacionados y más