Claire Koch tiene tan sólo cinco años. En la actuación navideña de su colegió, cuando todos los niños comenzaron a cantar un villancico acompañándolo de gestos infantiles, ella los remplazó por los gestos propios del lenguaje de señas. Sus padres, que no podían caber en su asombro, grabaron el video y lo subieron a YouTube. “No me lo esperaba, durante la actuación sus compañeros hacían movimientos genéricos con las manos pero mi hija elegió usar el lenguaje de señas para nuestra sorpresa. Es mi heroína” – decía la madre de la jóven. Un gran ejemplo entre los niños KODA (criados por padres sordos) que pone de manifiesto que la discapacidad de los padres no influye en la comunicación con sus hijos.

Fuente: Antena 3

Publicado en Insólito