Los niños jamás dejarán de sorprendernos, y más cuando tienen el desparpajo y la labia de la pequeña de 4 años que conoceréis hoy. Se llama Jojo y aunque todavía es demasiado pequeña para saber lo que quiere ser de mayor, sí que tiene muy claro lo que no es: una princesa.

Su padre, encandilado de amor por su pequeña, no sabe de dónde saca tales argumentos, pero la verdad es que Jojo se explica bastante bien. Razona como un adulto para que a su padre le quede bien claro que no debe llamarla princesa, porque “las princesas llevan pulseras y vestidos más bonitos que el suyo”. Para más inri, la niña completa su exposición diciendo que “las princesas no se duchan porque no se ensucian”. ¿No es para comérsela?. Pues esto solo es el principio. ¡No te lo pierdas!

Original: JoJo Lomelino

Publicado en Familia