Los dos hermanos que conoceréis en el vídeo de hoy han decidido poner a prueba a varios transeúntes con un interesante experimento social capaz de medir de honestidad.

Ataviado con unas gafas de sol oscuras y un bastón de guía, el más pequeño de ellos se hace pasar por invidente, deteniendo a la gente para pedirle cambio de 5 dólares, cuando realmente lleva un billete de 50.

¿Cómo creéis que se ha comportado la gente que fue víctima del experimento? ¿Hasta qué punto confiáis en la honestidad del ser humano? Lógicamente, todo dependerá de la persona con la que demos, pero ya os adelanto que los resultados en este caso no son demasiado esperanzadores.

Mejor que lo veáis por vosotros mismos y saquéis vuestras propias conclusiones.

Original: PrankNation

Publicado en Miscelánea