Y es que aunque lo veamos tan normal, tiene que ser tétrico encontrarte con algo que te sigue y que hace lo mismo que tú.

Publicado en Miscelánea