El salario de la mayoría de los trabajadores de la India es muy bajo, tan bajo que nunca podrían afrontar la cirugía necesaria que conseguiría que cientos de niños pudieran volver a ver. Al final, si estas afecciones no se corrigen en la niñez, acabaran con una ceguera irreversible para toda la vida, siendo usados por sus familiares para mendigar.

La intervención que separa su mundo de oscuridad del nuestro no dura más de 15 minutos y vale 300 dólares. Para 20.000.000 de personas 300$ son la diferencia entre ver y no ver. Gracias a ONG como 20/20/20 están haciendo que todo cambie.

Original: Blue Chalk Media

Publicado en Miscelánea