Con vientos de más de 350 kilómetros por hora, los tornados son capaces de aplastar casas, destruir carreteras y levantar coches del suelo. Uno de los fenómenos de la naturaleza más destructivos, a la vez que espectaculares, cuya acción sobre el terreno es visible incluso desde el espacio.

Los tornados son las tormentas más intensas de la Tierra, más aún que los huracanes

Aunque se sabe que se producen a consecuencia del choque de dos masas de aire con diferente temperatura, la ciencia no logra anticipar su formación, lo que agrava aún más su poder de destrucción

El desplazamiento destructivo de estos fenómenos meteorológicos puede verse desde el espacio, como si de una herida en nuestro planeta se tratase

Aquí puedes ver la huella de un tornado sobre la localidad de Springfield, Massachusetts, en el verano de 2011

Estos son otros ejemplos de su potencia destructora

El daño lo crea su embudo, que es como una gigantesca aspiradora

Aunque los embudos clásicos suelen representarse con forma circular, en realidad pueden formar cilindros, cuñas y elipses

Cuanto más grandes y anchos sean, mayor será el daño que infrinjan sobre el suelo

Como curiosidad, debes saber que los tornados son técnicamente invisibles, ya que solo son aire

Son las partículas de tierra, polvo y objetos en suspensión los que nos permiten verlos, aunque a juzgar por cómo queda todo a su paso, es mejor no encontrarse con ninguno de ellos

Fuente: NASA, Wikipedia

Publicado en Ciencia