Actualmente algunos objetos de decoración que compramos son de plata, como bandejas, marcos de fotografías, relojes, etc. Lo normal es que todos estos utensilios ya vengan tratados para que se ennegrezcan lo menos posible, ya que se galvanizan con rodio. Aun así, la plata acaba oscureciéndose con el tiempo, lo que se conoce como plata deslustrada. Por eso, hoy os mostramos uno de esos trucos que podrían salvaros de un apuro y que evitarán que tengáis que gastar dinero en productos químicos.

Ya hemos visto en en otras ocasiones cómo la pasta de dientes o el bicarbonato hacen maravillas a la hora de limpiar ciertos objetos. Pero hoy os traemos la prueba visual de que la pasta de dientes consigue dejar la plata como el nácar. De la mano de los muchachos de HackingLife, de los que ya os hemos enseñado unos cuantos trucos caseros fantásticos y este no iba a ser menos…

Fuente: HackingLife

Publicado en Hogar