¿Cuántas veces habéis estado tarareando incansablemente la misma canción durante días, e incluso semanas, sin poder sacárosla de la cabeza?. Pues he de deciros que es un estado que sufrimos el 90% de nosotros al menos una vez por semana. Y sin bien no es algo verdaderamente perjudicial, pero sí bastante molesto.

Un tercio de los participantes de una encuesta, calificaron esta situación como “desagradable”. Aunque algunas personas afirman poder controlarlo, lo cierto es que la gran mayoría de nosotros tenemos que pasar por ello. Pero no temáis, porque los investigadores han encontrado un arma de prevención científicamente respaldada: el chicle.

En efecto, los científicos de la Universidad de Reading, Reino Unido, han concluido que la mejor forma para deshacerse de estas canciones es masticando chicle, debido a que tiene efectos sobre la memoria a corto plazo. Por lo visto, mascar chicle reduce la memoria a corto plazo —lo que ayuda a eliminar una canción de nuestra mente—, pero no como consecuencia de estar ‘haciendo dos cosas a la vez’, sino porque existe relación entre el movimiento articular repetido y la aparición de recuerdos musicales, involuntarios o no.

Flickr: Pedro Vera

Flickr: Pedro Vera

Y si sois de los que odian mascar chicle, estudios posteriores confirmaron que los pasatiempos son una opción muy efectiva. “La clave reside en encontrar algo que nos suponga un desafío”, explica el Dr. Ira Hyman de la Western Washington University, por lo que un anagrama o un sudoku podrían convertirse en los aliados perfectos.

Por si os sirve de algo, hay gente que combate estas tortuosas canciones que se adueñan de nuestro cerebro temporalmente con otras canciones, comenta la psicóloga Vicky Williamson para NPR. “Algunas personas piensan que el himno nacional británico, cantado lo suficientemente lento, es bueno para deshacerse de esta situación”, concluye.

Así que ya sabéis, si queréis deshaceros de esa canción que está fastidiando vuestra existencia, no dudéis en probar alguno de estos métodos y comentadnos si os están funcionando.

Fuente: mentalfloss

Publicado en Ciencia