¿Qué es el moho?

El moho es un hongo microscópico que vive en alimentos, sin importarle si son de origen animal o vegetal. Al ser pluricelular, va creciendo, por lo que puedes llegar a verlo a simple vista (y por esto te das cuenta de que está ahí, además de por el olor y el tacto del alimento). 

¿Dónde está?

Los mohos enraízan a través del alimento, por lo que pueden llegar a contaminarlo en profundidad. Por ello, está desaconsejado comer alimentos con moho, menos los señalados abajo, por su bajo contenido en agua, que impide que el organismo se extienda por el alimento con facilidad.

¿Es peligroso?

Hay mohos beneficiosos como los que se usan en algunos tipos de queso, como el Roquefort, pero también hay otros que causan reacciones alérgicas y problemas respiratorios. Además, las micotoxinas, por ejemplo las aflatoxinas, son tóxicas y causan enfermedades. Las aflatoxinas están en el maíz y en el cacahuete sobre todo, y están muy controladas por las autoridades sanitarias. 


¿En qué alimentos basta con quitar el moho para que vuelvan a ser comestibles?

1. Salami, salchichón, fuet y chorizos duros 

Este tipo de productos curados puedes seguir consumiéndolos si raspas el moho, de hecho es normal que aparezca en ellos.  

2. Queso curado (duro)

No te preocupes si el queso te dura lo suficiente como para que le salga moho, puedes seguir comiéndotelo cortando la parte mohosa y medio centímetro de queso sano. Después, puedes ingerir el resto sin miedo a que te siente mal. Lo único que tienes que hacer es asegurarte de que no se contaminan las partes sanas con las que tienen moho.

3. Frutas firmes 

Las frutas firmes, como los pimientos, tienen un contenido en agua muy bajo aunque tengan moho. Basta con cortar las partes mohosas antes de comerlas para que no te sienten mal.  En cambio, las frutas blandas, como las peras acuosas o los melocotones, mejor tirarlas, porque al contener tanta agua, posiblemente la contaminación haya avanzado más allá de la superficie.

4. Verduras firmes 

Estas verduras contienen muy poca agua y por ello se pueden comer aunque les haya salido moho. A verduras como la zanahoria o el repollo, que son de este tipo, les puedes cortar la parte mohosa (cortando un poco más para asegurarte de que estás dejando la parte totalmente sana) y luego consumirlas. 

Por otro lado, con los alimentos blandos y que contengan mucha agua, mejor no te la juegues. Este es el caso del embutido no curado y duro, la pasta cocida, los cereales cocinados, el queso blando, las mermeladas, el pan, las frutas y verduras blandas y la crema agria. 
Además, si no estás seguro de que lo que te vas a comer te va a sentar bien, tíralo directamente a la basura o úsalo para hacer abono para tus plantas, no corras riesgos. 

Publicado en Cocina
Fuentes consultadas:
http://www.huffingtonpost.com/entry/mold-on-food-safe-to-eat_us_58a5d891e4b045cd34bf6f63
http://despilfarro.escueladealimentacion.es/se-pueden-comer-alimentos-con-moho/