Tras cada animal adoptado, existe una historia única y especial. Cierto que en la mayoría de las ocasiones es también profundamente triste y conmovedora, pero por fortuna muchas de ellas terminan con final feliz. 

Y es que el amor es amor y no entiende de razas, edad, ni pedigríes. Solo de la extraordinaria complicidad y el cariño entre dos seres.

Un cariño que salva, ayuda y nos inspira a ser mejores cada día. Tal y como ocurre en la siguiente historia, en la que una joven conoce a un perro en el momento más oportuno.

Una bella historia sobre la amistad y el amor que sentimos hacia los animales.

¡Te vas a emocionar!

Original: โอเลี้ยง…เพื่อนที่จะอยู่กับคุณตลอดไป – KTB Growing Together

Publicado en Animales