Aunque fue inventada en 1970, la comida de cocción lenta se está poniendo de moda de nuevo,  y es que según sus defensores, esta forma de preparación posee algunas ventajas bastante interesantes.

En primer lugar, cocinar de forma lenta y pausada implica tener que elegir con antelación nuestro menú, ya que los tiempos de preparación superan las cuatro horas fácilmente. Al estar obligados a planificar nuestras comidas, evitamos la improvisación y optar por alimentos equilibrados y saludables. Pero tranquilos, no hay que pasar cuatro horas junto a nuestros asados.

La segunda ventaja es que estos aparatos son programables y las recetas se ejecutan en pocos pasos. Básicamente, podemos desentendernos del proceso, desde que incorporamos los ingredientes a la olla hasta su degustación.

Por último, este método de cocción mantiene mejor las vitaminas y propiedades de los alimentos, no crea sustancias nocivas por abrasar o quemar las grasas, ahorran energía y potencian el sabor.

Además, existen recetas vegetarianas realmente curiosas como la que os presentamos a continuación: una forma saludable de cocinar espaguetis vegetales de calabaza. ¡Y todo ello sin apenas esfuerzo!

Original: Squash Recipes – How to Make Slow Cooker Spaghetti Squash

Publicado en Cocina