Muchas son las veces que nos hemos quedado sin palabras tras ver las audiciones de muchos de los concursantes que han participado en los realities musicales como X-Factor o American Idol, pero sin duda esta es una de nuestra favoritas.

Cuando Aida Nikolaychuk subió al escenario de X-Factor: Ucrania, en la edición de 2012, los jueces no pudieron disimular la pesadumbre e incredulidad, cuando la joven, que por aquel entonces tenía 30 años, dijo que iba a cantar una canción de cuna llamada Lullaby, de la cantante Polina Gagarina.

Sin embargo, tal fue el agrado y la sorpresa del jurado cuando empezó a cantar, que no podían creer lo que estaban escuchando. De hecho, decidieron detener la actuación por unanimidad, porque sospechaban que Aida pudiera estar haciendo playback. Por tanto, pidieron a la joven que cantase la misma canción a capela. Lo que sucedió después, es mejor que lo veas por ti mismo…

Fuente: Más Viral

Publicado en Cultura y ocio