Ya sea por estudios o trabajo, muchas veces nos vemos obligados a salir fuera de casa, dejando a nuestros seres queridos a cientos de kilómetros de distancia. Durante esos períodos de tiempo suceden cosas, momentos o situaciones importantes en los que, inevitablemente, no siempre podemos estar presentes.

Hace tan solo unos años, la realidad virtual era algo plenamente utópico y un concepto propio de las películas futuristas. Sin embargo, actualmente la tecnología es capaz de eliminar todas estas barreras y de llevarnos, virtualmente, al sitio que deseemos. No seremos capaces de oler y sentir, pero sí de ver y oír, convirtiéndonos en espectadores, casi reales, de las escenas que están teniendo lugar en el destino elegido.

En el video que os mostramos hoy, una pareja está esperando su tercer hijo. El padre, Jace, trabaja a 4.000 kilómetros de distancia de su hogar, circunstancia que le hará perderse el nacimiento de su futuro hijo. No obstante, una conocida marca de electrónica, ha echo posible que Jace pueda asistir virtualmente al parto, gracias a unas gafas de realidad virtual con las que será capaz de ver, en directo, todo el mágico proceso…

Original: Samsung Australia

Publicado en Tecnología y videojuegos