Aunque últimamente es más popular llamarle lipsync, playback es más conocido y por eso lo hemos llamado así en el titular. Por el momento, aunque básicamente es lo mismo, actualmente se le está dando distinto significado y la diferencia es que en el playback se hace creer que se interpreta una actuación y en el lipsync no, todos saben que la canción que estás interpretando es una grabación. Además, existe el lipdub, que es hacer lipsync por grupo de personas simultáneamente.

Aunque esta explicación no tiene mayor transcendencia, nos sirve para introducir este simpático vídeo donde una pequeña de dos años “canta” la canción de Taylor Swift’s shake it off.

Publicado en Miscelánea