Cuando te dedicas en este tipo de trabajos, el riesgo se esconde detrás de cada movimiento, por lo que hay que estar atento a todo lo que te rodea. Y eso es lo que hizo este operario mientras llevaba a cabo el mantenimiento de una torreta de alta tensión cuando escuchó un sonido poco peculiar. Alertado por si era algún fallo desconocido se acercó cuidadosamente a ver qué era, y esta fue su sorpresa…

Publicado en Miscelánea