Todos los días, en el momento que dejan de tener utilidad para nosotros, tiramos envases directamente a la basura o al contenedor de reciclaje, sin pararnos a pensar en darle un uso distinto. Lo más habitual que llega a hacer el ciudadano medio, es rellenar las botellas con agua u otros líquidos, sin saber que se le puede sacar mucho más partido a una botella de plástico.

De nuevo, el que se ha convertido en un habitual diario, el paquirrín ruso Crazy Russian Hacker nos sorprende con un conjunto de prácticos consejos para darle utilidad a aquellos envases que ya no necesitamos, o que dejaron de servirnos para lo que en un principio fueron fabricados.

Fomentemos la reutilización de los envases por el bien de nuestro planeta, y por qué no, también de nuestro bolsillo.

Original: Crazy Russian Hacker

Publicado en Hogar