Bioquímico de profesión y fotógrafo por pasión, Linden Gledhill es un amante de la belleza microoscópica. Entre sus imágenes más asombrosas están éstas: las alas de mariposas. Formadas por complejos patrones revelan una composición perfectamente organizada y bonita. Estas protuberancias son en realidad escamas, similares a las de un reptil, aunque extremadamente pequeñas y frágiles.

Publicado en Ciencia