Nuestros complejos hacen que en muchas ocasiones no disfrutemos de nuestro físico. A veces nos preocupamos demasiado por ocultar aquellas zonas que no nos gustan, o símplemente tenemos una visión negativa de nuestra apariencia. ¿Pero qué ocurre cuando alguien inventa un parche para corregirlo?

Publicado en Miscelánea
Fuente: 1 por Dove