Estados Unidos es uno de los países con mayor índice de obesidad del mundo. Su incidencia ha sido tan aceptada en la sociedad y tan fuerte ha sido su impacto, que en los parques de atracciones, cines, y lugares públicos, tienes plazas reservadas y adaptadas a sus medidas. Es cierto que tienen una dieta muy particular, con grasas, mantequillas, etc. Pero si analizamos las dietas de nuestros países, tanto en Europa, como de México para abajo, a pesar de tener alternativas saludables, también contamos con alimentos muy calóricos. Por lo que quizá vaya siendo hora de mirar todo desde otra perspectiva.

Las grandes empresas tienen acuerdos con los comedores escolares, máquinas de vending, etc. para vender sus productos cargados de azúcares añadidos. El azúcar actúa en el cerebro como muchas otras drogas y millones de niños se alimentan de ella oculta bajo el sabor de sus alimentos favoritos.

¿Está ocurriendo como el tabaco? ¿llegará un momento que se prohiban determinados tipo de alimentos? Nosotros estamos convencidos de que si, pero por el momento, tienen la pelota está en su tejado.

Original: Documental Feed Up

Publicado en Miscelánea