Si pensabais que lo habíais visto todo en cuanto a la forma y variedad de preparar una lasaña, esperad a ver la receta de hoy: una lasaña servida en el interior de un pan de ajo casero.

La pinta es inmejorable y su sabor… mejor te dejo que hagas los honores tú mismo. Esto es lo que vas a necesitar, toma nota:

– Pan redondo
– Salsa boloñesa (comprada o hecha por vosotros)
– Unas cuantas láminas de pasta fresca para lasaña
– Parmesano rallado
– 100 gr. de requesón
– Mozzarella fresca, un par de bolas
– 75 gr. de mantequilla fundida
– 2 dientes de ajo rallado
– 1 cucharada de perejil, finamente picado

Bien, una vez hayáis reunido todos los ingredientes, solo tenéis que seguir estos pasos:

Primero vacía el pan redondo, quitándole toda la miga que puedas y reserva

lasana_8

En un bol, mezcla la mantequilla fundida con el ajo y el perejil. Después, con ayuda de una brocha, pinta todo el pan con la mezcla

lasana_7

Lo siguiente consiste en ir creando los pisos tan característicos de una lasaña. En primer lugar echa la salsa boloñesa

lasana_6

Seguidamente recubre con el requesón…

lasana_5

… y dos rodajas de mozzarella fresca

lasana_4

Después recubre toda la superficie con láminas de pasta fresca para lasaña, echa un buen puñado de parmesano y repite el proceso

lasana_3

Continúa haciendo pisos hasta que llegues al borde del pan, procurando que la última capa no lleve hojas de lasaña ni requesón, es decir, que lleve salsa boloñesa, mozzarella y queso parmesano en abundancia

lasana_2

Después mete el pan de lasaña en el horno y hornea durante 25 minutos a 180º C

lasana_1

¡Buen provecho! 🙂

lasana_portada

Aquí te dejamos también el vídeo para que veas todo el proceso:

Vía: foodenvy

Publicado en Cocina