No hay nada más feo que ver a niños haciendo cosas que los adultos no deberíamos hacer, como por ejemplo, decir palabrotas. Si ya las consideramos feas cuando vienen de adultos, ver como las pronuncia un pequeño es todavía peor. Pero, ¿qué ocurre cuando se utilizan como un medio para captar la atención? Esta campaña de FCKH8 muestra cómo hay palabras mucho más malsonantes que los propios tacos, y para demostrarlo, visten a unas niñas de princesa (para enfatizar aun más el efecto) y nos hacen una comparación de determinados términos con palabras malsonantes.

No te pierdas la campaña porque es muy buena, pero avisamos, aunque el fin es transmitir un mensaje por una buena causa, el video contiene lenguaje malsonante que puede que a algunos no les guste.

Original: FCKH8

Publicado en Miscelánea