Chiang Mai, es la ciudad más grande y significativamente cultural del norte de Tailandia. En ella, encontrarás todo tipo de muestras del arte local, tanto el que se consume por los ojos, como teatro, pintura y otro tipo de actuaciones, como el que se come. Prueba de la creatividad que inunda sus calles la vemos patente en los aparentemente deliciosos helados caseros que preparan en algunos puestos de una manera especialmente original.

El autor del vídeo comenta:

El sabor que elegí fue una combinación de queso, almendras y té verde. Fue excelente, cada bocado tenía trocitos de nuez, almendras, y dejaba un delicioso sabor.

Si conocéis de algún lugar en los que los hagan así, sin tener que viajar tan lejos, dínoslo en los comentarios. Cientos de golosos os lo agradeceremos.

Publicado en Cultura y ocio