¿Quién pudiera imaginar que un simple hilo de lana pudiera transmitir emociones tan puras? Tristeza, alegría, melancolía, rabia, negación y amor, plasmados de forma tan intensa que no podrás evitar emocionarte.

Hilos de lana, solo eso. Un recurso muy apropiado para un corto que habla sobre la vida y la muerte, pues como ya sabrás, los antiguos griegos y romanos pensaban que nuestro destino estaba representado por el hilo de la vida. Un hilo que quedaba a merced del favor y la buena ventura de las tres Moiras o Parcas como eran llamadas.

Aunque sin personajes mitológicos, eso si, el corto muestra cuán difícil es aceptar que alguien querido se va, en contraposición con la euforia que produce la llegada de un nuevo miembro a la familia. Disfrutarlo, estamos seguro que os va a emocionar.

Original: Moving On

Publicado en Miscelánea